fbpx

La guerra del Petróleo

La ruptura entre la OPEP y Rusia provoca volatilidad extrema en los mercados

La ruptura de la alianza de productores, OPEP y Rusia, que ha sujetado los precios durante los últimos años hunde un 29% el precio del barril de Brent hasta los 33 dólares, provocando una caída histórica en el Petróleo.

El Petróleo se ha desplomado casi un 30% en los primeras horas de cotización de este lunes tras la ruptura del viernes entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia, en sus negociaciones para tratar de recortar la demanda y contener así el descalabro de precios por el coronavirus. El colapso, que con el paso de las primeras horas se ha reducido hasta el entorno del 20%, es el mayor desde 1991, en el tramo final de la Guerra del Golfo.

El batacazo deja lejos la cota de los 40 dólares por barril (niveles inéditos en cuatro años), pone contra las cuerdas a los países petroleros, y sobre todo, a aquellos que tienen que incurrir en mayores costes de extracción o que bombean un crudo de menor calidad y supone un duro golpe para un puñado de naciones latinoamericanas: Venezuela, Ecuador, México, Colombia, Brasil o Argentina, entre otras.

El viernes, el barril de Brent ya cayó un 9% pero las rebajas de precios aplicadas por Arabia Saudí durante el fin de semana, que se han considerado una declaración de guerra en el mercado, han agudizado el nerviosismo y la volatilidad en los mercados. 

Ahora Arabia Saudí quiere también incrementar su producción hasta los 10 millones de barriles diarios. Podría, incluso, aumentarla hasta los 12 millones si lo considera necesario, que es el tope de su capacidad de producción.

La apertura del lunes en las Bolsas europeas está siendo igualmente movida: tras dos semanas de lío en las plazas financieras, las curvas parecen lejos, muy lejos de disiparse. Tras los desplomes registrados en Asia durante la madrugada, que auguraban una nueva jornada negra en los mercados globales, las principales plazas europeas han abierto con caídas de entre el 4% (Italia) y el 8% (Reino Unido), con los futuros de EE UU apuntando en la misma dirección. En plena tormenta, los inversores han optado por refugiarse en activos históricamente mucho más seguros como el oro, la deuda alemana y estadounidense (esta última, en mínimos históricos), el dólar o el yen japonés. 

Volatilidad extrema en Divisas por el desplome del Petróleo

La decisión saudí ha provocado un seísmo en los mercados internacionales, que va mucho más allá de la caída puntual de la cotización. El precio futuro del petróleo Brent en mayo está en 14,25 dólares por barril. Los mercados de valores están desplomados, con caídas del 5% en los futuros de Estados Unidos y Europa. Divisas como la corona noruega o el peso mexicano se han desplomado, mientras el yen japonés se dispara más del 2,5% en su condición de valor refugio. La deuda cae a plomo, con descensos de 25 puntos básicos en el rendimiento del bono de EE UU. Además, las empresas petroleras han mostrado desplomes históricos: la china CNOOC o la australiana Santos han bajado el 20%.

El desplome del Petróleo ha afectado especialmente a dos pares de divisas incluidos entre los Majors como son USD/JPY y USD/CAD.

Análisis USD/JPY

La huida masiva hacia los activos seguros ha causado una caída superior al 3% en USD/JPY la apertura de la sesión de este lunes, cayendo por debajo de 102 por primera vez desde noviembre de 2016. Esta semana el precio de USD/JPY seguirá dominado por la demanda de protección de los inversores, pero no sorprendería si el Banco de Japón interviene para detener el rápido aumento en el valor del yen. Dado que la economía del país depende en gran parte de las exportaciones, no puede permitirse tener un yen muy fuerte.

El MACD diario muestra como la presión bajista está en su nivel más alto desde febrero de 2018 indicando que la presión de venta continuara en el corto plazo. Esto sería exasperado si la Reserva Federal decide aplicar otro recorte de emergencia en los tipos de interés antes de su reunión del 18 de marzo.

Análisis USD/CAD

La caída en el precio del petróleo ha causado una depreciación generalizada en las divisas vinculadas a su precio, entre ellas el dólar canadiense. USD/CAD saltaba un 0.95% en la apertura, acumulando una ganancia de más del 1.5% en la apertura europea, rozando su ml desde mayo de 2017.

La tendencia en el par se mantiene fuertemente alcista, con la posibilidad de alcanzar los máximos de 2016 en 1.4689 en los próximos días. 

¿Te parece interesante, verdad? Sigue aprendiendo trading con TBS con los próximos artículos en nuestro Blog.

¡Comienza con tu primer curso Gratis!

Sobre nosotros

Somos una escuela de Trading con el objetivo de formar traders e inversores para obtener beneficios en los mercados financieros con estrategias de trading altamente rentables.

Síguenos en nuestras redes

Posts Recientes

Síguenos en Facebook

¡Suscríbete para estar al tanto de noticias como esta!