fbpx

¿Qué son los CFDs?

¿Sabes qué son los CFDs?

Los CFDs son un acuerdo entre un «comprador» y un «vendedor», con arreglo al cual convienen en intercambiar la diferencia entre el precio actual de un activo subyacente (acciones, divisas, materias primas, índices, etc.), y el precio del mismo cuando el contrato se cierre.

Los CFDs en el trading, permiten operar en el mercado de forma bidireccional; es decir, se pueden operar tanto posiciones largas (compra) como cortas (venta), por lo que se obtienen beneficios incluso durante las tendencias bajistas del mercado.

Estos CDFs son productos sujetos al efecto apalancamiento, ya que la inversión inicial necesaria es reducida en comparación con la exposición al subyacente que se obtiene, por lo que los resultados pueden multiplicarse, tanto en sentido positivo como negativo, en relación con el efectivo desembolsado. Por lo tanto, son productos de riesgo elevado porque decirdes invertir con más dinero del que tienes en la cuenta. Se puede invertir con CFDs en acciones, futuros y forex.

Principales características de los CFDs

  • Posibilidad de operar con expectativas de subida o de bajada: Se compra un CFD (Entrada en Largo) cuando se considera que el activo subyacente presenta expectativas alcistas: el objetivo es ingresar la diferencia entre su precio actual y un posible precio superior en el futuro. Por tanto, se obtendrán ganancias de dinero en el trading cuando el precio del activo subyacente sea superior al precio al que se ha abierto la posición y pérdidas de dinero en caso contrario. Para la venta de un CFD (entrada en corto) se busca ingresar la diferencia entre el precio actual del subyacente y un precio que se prevé que será inferior en el futuro, es decir, se ganará en caso de que la cotización baje y se perderá en caso de que la cotización suba.
  • Vencimiento: Los CFDs se liquidan diariamente, pero puede prorrogarse la posición abierta los días que se deseen, por lo que no tienen un vencimiento programado. Cuando esto sucede, el bróker te cobrará en tu cuenta una serie de intereses llamados Swaps de Divisas por mantener las operaciones abiertas más de un día. Esto es muy importante tenerlo presente cuando hacemos swing trading.
  • Garantías: Para abrir posiciones en CFDs no es necesario desembolsar el capital que sería necesario para comprar o vender el subyacente en el mercado, sólo bastaría con depositar, como garantía, un determinado porcentaje del importe. Esta cantidad puede variar dependiendo de la entidad y de los subyacentes con los que se opere. Además la entidad podrá solicitar la aportación de garantías adicionales en el caso de que, debido a una evolución desfavorable de los precios en el mercado, la cuenta no mantuviera saldo suficiente para cubrir el margen exigido. El inversor en el trading debe ser consciente de que si no aporta fondos adicionales (o corrige la situación asumiendo pérdidas de dinero) la entidad podrá llegar a cerrar sus posiciones en su nombre.
  • Apalancamiento: Para operar con CFDs se precisa un capital inferior al que se necesitaría para realizar la misma operación en el mercado (Comprando o Vendiendo directamente el subyacente). Esto supone que tanto las minusvalías como las plusvalías presentan un importe efecto multiplicativo, que puede entenderse como una medida del riesgo que asume el inversor. A mayor apalancamiento, mayores serán las pérdidas que se podrán soportar simultáneamente.
  • Precios y estructura de comisiones: Existen dos tipos de comisiones que nuestro Bróker puede realizar. Operaciones con comisiones directas, donde al realizar nuestra entrada al mercado, el bróker nos cobrará una cierta comisión fija por entrar. Operaciones con Spread, significa que a la hora de realizar nuestra entrada al mercado, el bróker amplia la horquilla de precio y entraríamos al mercado con la posición ampliada.

Por ejemplo, si el precio de una acción de Facebook cotiza a un precio de 20 $ y queremos realizar una operación en largo (Compra), nuestro bróker aplica Spread a nuestra posición y en lugar de entrar a un precio de 20 $ entramos a un precio de 20,50 $, por lo que la comisión a través del Spread que nuestro bróker nos está cobrando serían 0,50 $ por operación por lo que tendríamos que esperar que la acción de Facebook llegase a 20,50 $ para comenzar en 0.

Apalancamiento con CFDs

Los CFDs son un producto que permiten apalancamiento, es decir operar por más dinero del que tienes en la cuenta del broker. Esto significa que usted gana una exposición de mercado (mayor exposición al dinero) haciendo trading mucho mayor para un depósito inicial relativamente pequeño, lo que significa que su retorno de lo que ha decidido invertir es significativamente mayor que en otras formas de negociación.

En la negociación convencional, tendrías que pagar a tu bróker el valor total del activo que desea comprar – pero con los CFDs, sólo se le requiere proporcionar una fracción de la misma operación, por lo que puede hacer su cantidad de inversión mucho mayor.

El nivel de apalancamiento en el trading con CFDs viene determinado por la cantidad que debemos entregar. En este aspecto, cada broker puede ofrecer unas condiciones determinadas que le permita la normativa vigente y suele variar de un instrumento a otro (no es el mismo nivel de apalancamiento el que ofrecen para operar por ejemplo en divisas que el de acciones o materias primas).

La nueva normativa sobre el trading con apalancamiento aprobada por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) que ha entró en vigor el 1 de Agosto de 2018, limita el apalancamiento disponible para clientes minoristas de los brokers con sede en la Unión Europea. Esto supone una limitación del riesgo para los clientes minoristas. El apalancanmiento máximo disponible varía entre 1:30 y 1:2 en función de la volatilidad del activo subyacente:

1:30 para los principales pares de divisas.
1:20 para pares de divisas secundarios, el oro y los índices principales.
1:10 para las materias primas que no sean oro y para los índices secundarios.
1:5 para acciones y otros valores.
1:2 para las criptomonedas.

Estos límites no afectan a los clientes profesionales o a brokers que operan desde países fuera de la Unión Europea.

El apalancamiento en el trading con CFDs tiene tanto sus ventajas como sus riesgos. Puedes operar con una cantidad mayor que la que depositas, para lo bueno y para lo malo. Por este motivo se suele avisar del riesgo que ello supone en tu trading.

¿Te parece interesante, verdad? Sigue aprendiendo trading con TBS con los próximos artículos en nuestro Blog.

¡Comienza con tu primer curso Gratis!

Sobre nosotros

Somos una escuela de Trading con el objetivo de formar traders e inversores para obtener beneficios en los mercados financieros con estrategias de trading altamente rentables.

Síguenos en nuestras redes

Posts Recientes

Síguenos en Facebook

¡Suscríbete para estar al tanto de noticias como esta!