fbpx

Tema 3 curso de trading gratis para iniciados

Curso de Trading para iniciados: Tema 3

En este tercer tema vamos a aprender a realizar un plan de trading de forma correcta. También profundizaremos en la gestión monetaria. Además, te mostraremos cómo podemos medir los resultados de nuestra operativa.

¿Qué es un plan de trading?

El plan de trading no es más que un conjunto de directrices que van a definir nuestra operativa. Es decir, unas reglas prefijadas que van a definir el tipo de operativa que hagamos. 

Una vez tengamos claras esas reglas, tendremos un plan de acción para operar diariamente y unos objetivos planificados, con lo cual, será mucho más simple nuestra operativa.

Un buen plan de trading debe contener todos los aspectos que tengan que ver con nuestra operativa, desde el objetivo de beneficio diario, el riesgo a asumir por operación, valores en los que vamos a operar, horarios que vamos a tener para operar, tipos de entradas a realizar, control de las emociones etc…

El plan de trading es algo que se irá modificando con el tiempo sobre la base de nuestra experiencia. Pero ahora, vamos a ayudarte a realizar el primer borrador de tu plan de trading para que tengas claro hasta dónde puedes llegar como trader.

Para este primer plan de trading vamos a tener en cuenta:

Objetivo de beneficios y tiempo de dedicación

Debemos tener esto en cuenta, ya que dependiendo del tiempo de dedicación que vayamos a tener, nuestro objetivo de beneficio podrá ser mayor o menor. Ya que no es lo mismo dedicarle un día a la semana, que dedicarle 4 horas diarias. Como veremos posteriormente, el propio plan de trading va a estimarnos los beneficios que podemos llegar a conseguir dependiendo del tiempo de dedicación.

Una vez que tengamos esa estimación de beneficios, podemos ver si es lo que esperábamos, o si por el contrario, no nos sale rentable realizar trading (En este caso, debemos adaptarnos para poder tener más disponibilidad operativa, o simplemente realizar mejores operaciones)

Perfil del trader

Debemos tener en cuenta en nuestro plan de trading, qué es lo que buscamos. Es decir, no es igual buscar un pequeño sobresueldo para el cual necesitaremos menos tiempo y menos operaciones diarias que buscar dedicarnos al trading profesionalmente y vivir de ello. En este caso necesitamos más horas de dedicación

Además, hay traders que les gusta asumir un riesgo mayor por operación para obtener unos beneficios mayores y hay traders más conservadores, que asumen menos riesgo a costa de obtener menos beneficios. En ese caso, el número de operaciones positivas que tendrá que realizar la persona más conservadora para obtener el mismo beneficio será mayor.

Es importante comprender que el aumento de ese riesgo, debemos hacerlo a medida vayamos teniendo experiencia en los mercados financieros. Desde nuestra escuela, siempre recomendamos comenzar con una gestión monetaria conservadora para no asumir un riesgo demasiado elevado. Aun así, como veremos, nuestros resultados pueden llegar a ser muy rentables.

En este perfil de trading también tendremos en cuenta (en un futuro, ya que todavía estamos comenzando) en qué tipos de mercados obtenemos más rentabilidad. Ya que hay alumnos a los que le viene mejor los mercados laterales y otros a los que les viene mejor los mercados tendenciales. Dependiendo del tipo de mercado, realizaremos unos sistemas de entradas u otros.

Estimación de costes, registro de operaciones y fiscalidad

Debemos tener en cuenta los costes que va a tener nuestro trading, ya que los brokers, nos cobran una pequeña comisión en cada operación que realicemos. Además, es importante llevar un registro de nuestra operativa (como cualquier empresa que lleva su contabilidad) y saber todo lo relacionado con la fiscalidad del trading.

Estimación de beneficios

Como ya hemos comentado, antes de realizar operaciones, debemos saber estimar los beneficios que podemos obtener mensualmente teniendo en cuenta los siguientes factores que tenemos que definir en nuestro plan de trading:

  • Objetivo de beneficios mensual: Prefijamos un objetivo para una vez hecho los cálculos, ver si ese objetivo es factible y podemos llegar a conseguirlo.

  • Tiempo de dedicación: Tiempo que se le va a dedicar al trading diariamente de media.

  • Horizonte temporal: Indicaremos el tipo de operativa que vamos a tener. Trading Intradiario (abrimos y cerramos operaciones en el mismo día), Swing trading (operaciones de más de un día), trading a largo plazo (operaciones de más de una semana, meses o incluso años). 

  • Selección de mercado: tendremos en cuenta, como vimos en el tema anterior, en qué momento del día podemos operar, para así poder elegir los valores en los que realizar operaciones.

  • Capital inicial: Capital con el que vamos a comenzar a realizar trading.

  • Operaciones realizadas de media al día: Debemos predecir la cantidad de operaciones que vamos a realizar diariamente de media.

  • Nº días operados mensualmente: número de días que vamos a realizar operaciones al mes, teniendo en cuenta que los fines de semana el mercado permanece cerrado.

  • Fiabilidad: Porcentaje de operaciones positivas respecto al total de operaciones. Por ejemplo, una fiabilidad de un 70% nos indica que 70 de cada 100 operaciones son positivas.

  • Profit factor: Relación entre los beneficios y las pérdidas que vamos a obtener en cada operación. Por ejemplo, un PF de 2:1 nos indica que ganamos 2 euros por cada euro que perdemos. Es decir, cuando una operación es positiva, ganamos el doble, de lo que perdemos cuando una operación es negativa.

  • Riesgo por operación: Porcentaje del capital total que estamos dispuestos a arriesgar en cada operación. Como hemos comentado antes, recomendamos comenzar con un riesgo conservador, entorno al 0.5% – 1.0%

  • Costes: Comisiones del bróker, otros gastos que tengamos que asumir (Ordenador, internet etc…)

Aunque a simple vista pueda parecer lioso y muy largo, realmente un plan de trading básico como el que estamos realizando se hace de manera rápida. Vamos a ver un ejemplo de un plan de trading básico:

  • Capital inicial: 10.000€ 
  • Objetivo de beneficios: 1.000€ (Ponemos nuestro objetivo de beneficios en un 10% del capital inicial mensualmente)
  • Horizonte temporal: Intradiario (Voy a realizar operaciones todos los días. Las abro y las cierro en el mismo día)
  • Selección de mercado: Europeo (Estaré disponible durante la apertura del mercado Europeo)
  • Tiempo de dedicación diaria: 2 horas
  • Operaciones realizadas al día: 4 operaciones diarias
  • Nº días operados mensualmente: 16 días
  • Fiabilidad: 60%
  • Profit factor: 2:1
  • Riesgo por operación: 0.5%
  • Gastos: 50€ mensuales

Una vez tenemos los datos necesarios, vamos a estimar el beneficio que obtendríamos mensualmente si consiguiéramos esos ratios.

Fórmula para estimar el beneficio:

Beneficio medio por operación= (Fiabilidad * Profit factor) – ((1-Fiabilidad)* StopLoss)

StopLoss = Capital * Riesgo por operación

Beneficio neto mensual = (Beneficio medio por operación * Operaciones realizadas al día * nº días operados al mes) – Gastos

Teniendo en cuenta los datos que hemos puesto en el ejemplo anterior:

Beneficio medio por operación: (0.60 * 2) – ((1 – 0.60) * 50€) = 40€

StopLoss = 10.000€ * 0.5% = 50€

Beneficio neto mensual = (40€ por operación * 4 operaciones diarias * 16 días operados) – 50€ de gastos= 2.510€ al mes

Como podemos ver, si conseguimos esos ratios con nuestra operativa, estaríamos superando nuestro objetivo de beneficios que pusimos inicialmente (1.000€) por lo tanto, podemos continuar adelante, ya que seremos rentables.

Para conseguir esos ratios y ampliar nuestro plan de trading, necesitaremos una formación adecuada en trading, para lograr entender el mercado y entender temas tan importantes como las estrategias que debemos utilizar, los patrones que debemos seguir para realizar las entradas, entender el mercado en general. Todo eso lo podrás aprender en nuestros Cursos Avanzados para poder convertirte en un trader rentable y consistente en real.

Recuerda que en este curso hemos aprendido los conceptos básicos del trading, pero nos queda un largo camino por recorrer para poder operar en real con garantías.

Por último, vamos a ver cómo realizamos la fase de validación una vez que hemos realizado la formación de nuestros cursos superiores y tenemos esa experiencia que necesitamos para poder dar el paso a real.

La validación no es más que demostrar esa rentabilidad y consistencia que hemos ido adquiriendo a medida que se va avanzando en la formación, para demostrar que se está preparado para dar el salto a real.

Dividiremos la validación en 3 fases (o escalones) 

Durante la primera fase, operaremos solamente con el 33% de nuestra cuenta total, aplicándole un riesgo por operación del 2% a ese 33% del capital. Pasaremos a la siguiente fase si conseguimos realizar 27 operaciones positivas con un beneficio igual al riesgo por operación.

Si perdemos 9 operaciones antes de conseguir esas 27 positivas, bajaremos de fase o, en el caso de estar en la primera fase, debemos comenzar de nuevo.

Es decir, debemos tener una fiabilidad de al menos el 75% durante 36 operaciones para poder subir a la siguiente fase.

Una vez nos encontremos en la fase 2, se repetirá el proceso pero esta vez con el 66% de nuestro capital. Si se logra superar, se pasará a la fase 3 y se repetirá con el 100% del capital total. 

Una vez que el alumno ha superado el proceso de validación y ha demostrado ser consistente y rentable en demo, estará totalmente preparado para realizar el paso a real con garantías. No obstante, recomendamos realizar este proceso de validación también en real para que el alumno coja la experiencia necesaria antes de operar con el 100% del capital que tenía previsto.

Recursos adicionales